Sentarme en mi mesa de trabajo para narrar un poco de mi biografía ha sido difícil, y a la vez, desafiante y lleno de magia.

Nací en Barcelona y me crié en un pueblo aragonés. De niña me gustaba mirar películas donde las brujas y lo paranormal me tenían obnubilada y no me causaban miedo.
Mi adolescencia estuvo marcada por la búsqueda del por qué ocurrían cosas y situaciones que yo había adelantado.
Tuve cierta incursión en el mundo paranormal, realicé cursos varios para utilizar velas y gemas. Leí libros de Tarot y toqué sus cartas.

Debo agradecer de corazón a Anabel Giménez por formarme de manera seria y enseñarme a utilizar el Tarot, para ayudarme a mí misma y a los demás.

El Tarot, los Registros Akásicos y el péndulo son mis principales herramientas de trabajo.